codos secos

¿Codos secos? Causas y soluciones

21 julio, 2020

La piel de los codos, al igual que la dermis de los talones, es una de las partes de nuestro cuerpo más propensa a la sequedad. De hecho, ¿quién no ha tenido los codos secos o resecos alguna vez? Es una afección muy frecuente que, además de molesta, resulta estéticamente desagradable, ya que suelen oscurecerse y presentar una textura verdaderamente áspera.

Por este motivo, desde Bio-Oil® -expertos en el cuidado de la dermis- hemos confeccionado una completa guía que tiene como finalidad devolverle la salud a estos grandes olvidados de nuestras rutinas de cuidado diarias. Así, en este post especificaremos cuáles son las principales causas de los codos secos, del mismo modo que los tips más efectivos a la hora de mantener la piel de esta zona bella, suave y flexible.

Di adiós a las misiones imposibles y ¡presume de codos saludables! ¿Empezamos?

5 causas de los codos secos o resecos

Si te estás preguntando por qué tienes la piel de los codos tan seca, es importante que sepas que puede deberse a varios factores, los cuales enumeramos a continuación. Pero la razón principal responde a un engrosamiento de la capa más externa de la piel, donde se encuentra la queratina. Se trata de una proteína cuya función primordial es la de proteger las células epiteliales, además de resultar un elemento imprescindible en la formación de la dermis más superficial.

  1. Piel todoterreno. Si te paras a pensar, la dermis de los codos, en comparación con otras partes del cuerpo, está en contacto y se apoya en todo tipo de superficies a lo largo de la jornada. Por lo que es lógico que esta sea más gruesa y, por lo tanto, sea más susceptible de padecer sequedad.
  2. En constante movimiento. El hecho de que el codo sea una articulación y que esté todo el día doblándose y estirándose hace que la piel que lo compone absorba y esté sometida a una mayor presión. Si a ello le sumamos el hecho de no seguir una rutina de hidratación diaria óptima, ya tenemos la fórmula perfecta para que la piel tienda a agrietarse y, en los casos más extremos, a romperse.
  3. Calefacción y aire acondicionado. Ambos sistemas juegan un papel fundamental en la aparición de la piel seca, porque extraen la humedad del aire y, de este modo, pueden llegar a alterar el equilibrio de humedad natural de la dermis. De ahí que puedan aparecer algunos síntomas asociados a las pieles secas, como los picores. Si te interesa este tema, ¿por qué no le echas un vistazo a nuestra “Guía para pieles secas: causas y cuidados”?
  4. Luz ultravioleta. La piel es muy sensible a los rayos UV, tal y como hemos profundizado en algunos post: “Efectos del sol en tu piel” o “8 consejos para escoger el mejor protector solar para tu piel”. Y la zona de los codos no es una excepción. Por ello, para evitar que esta articulación se reseque es imprescindible que tomes las precauciones adecuadas a la hora de exponerte al sol.
  5. Productos y materiales irritantes. La resequedad en los codos también puede asociarse al uso de sustancias o elementos que irritan la piel cuando la rozan, de tal modo que la van despojando de sus aceites naturales. Este podría ser el caso de algunas prendas de ropa (especialmente la lana o algunas telas sintéticas) o también de algún detergente muy concentrado y perfumado, cuya fórmula contenga níquel o dicromato de potasio. Para impedir posibles irritaciones, lo ideal es que emplees un detergente hipoalergénico.
codos resecos

Evidentemente existen otras causas que originan sequedad en la piel de los codos, aunque quizá no son tan frecuentes, por ejemplo: los baños largos y calientes, las bajas temperaturas y el aire seco del invierno y condiciones crónicas como la psoriasis, además de otros factores hormonales y que están asociados a nuestro estilo de vida (dieta desequilibrada, falta de hidratación…).

2 rutinas de cuidado “top” para tus codos

Ahora que ya sabes cuáles son las causas más habituales de los codos secos, toma nota de los siguientes consejos, pues con ellos lograrás mantener esta parte de tu cuerpo bella y sana:

1. ¡Exfolia la piel de tus codos!

Como hemos comentado al inicio del post, la piel de los codos es la gran olvidada de los rituales de belleza. Pero vamos a poner remedio con una buena exfoliación o peeling, ya que es una técnica indispensable para deshacerse de la piel seca, incentivar la renovación cutánea, limpiar todas las impurezas que vamos acumulando a lo largo de nuestra jornada y favorecer la regeneración de los tejidos dérmicos. ¿Se puede pedir más?

En otras palabras, con un buen peeling mejorarás la apariencia y textura de la piel de tus codos, ganarán en brillo y suavidad. Además, ¿por qué no aprovechar este momento para darse un buen masaje y así promover la circulación cutánea?

Ten presente que, con la exfoliación periódica de los codos, el tono de la piel también lucirá mucho más uniforme. Es decir, desaparecerán los codos oscuros, causados por la acumulación de las células muertas de la piel, para dar paso a unos codos completamente rejuvenecidos.

¿Cada cuánto debo exfoliarme los codos?

Los expertos recomiendan usar un exfoliante corporal no más de dos veces por semana. De hecho, ten en cuenta que una mayor frecuencia podría originar justo el efecto contrario en tus codos y resecarlos aún más.

2. La clave contra los codos secos: una hidratación profunda

La hidratación es un paso fundamental para despedirte de los codos secos y agrietados. Así, a través de una hidratación regular podrás recuperar de nuevo la humedad natural de tu dermis.

Para lograr nutrir la piel de tus codos de forma inmediata, profunda y duradera, no hay nada mejor que Bio-Oil Gel para piel seca, una auténtica revolución contra la sequedad. Estos son algunos de los motivos por los que este gel está dando tanto de qué hablar:

  • Formulación única. A diferencia del resto de productos cosméticos, compuestos mayoritariamente por agua que se evapora con el contacto con la piel y no proporciona ningún beneficio, nuestro gel está compuesto por un 97% de sustancias activas y solo un 3% del agua.
  • Composición exclusiva. Combina 3 sustancias esenciales para hidratar la piel: las oclusivas (bloquean la humedad formando una barrera física que evita que el agua se evapore), las hidratantes (atraen agua hacia el interior de la dermis) y las reparadoras (aportan confort a la piel y suavizan las células descamadas).
  • Textura innovadora. Se presenta en un agradable y suave gel. Es ligero, no deja sensación grasa y se absorbe con rapidez.
Bio-Oil Gel para piel seca en textura gel
  • Máxima efectividad. Es vital que tengas en cuenta que es un producto que cunde mucho, por lo que con poca cuantía tendrás suficiente para hidratar tu piel en profundidad. Para que te hagas una idea, se recomienda utilizar 1/3 de lo que se suele aplicar con las cremas más convencionales.
  • Más ventajas. Es un producto apto para todo tipo de pieles, incluso aquellas más sensibles. Además, no contiene conservantes, parabenos ni ftalatos, por lo que su uso es totalmente seguro en pieles adultas. Y cuenta con el aval de Bio-Oil, una marca especializada en el cuidado de la piel, que lleva muchos años de experiencia acumulando historias de éxito en más de 140 países. Si quieres saber más bondades de Bio-Oil Gel para piel seca, te recomendamos este post.
Di hola a una piel hidratada y elástica con Bio-Oil Gel para piel seca

Confía en Bio-Oil Gel para piel seca, un remedio ideal para tratar los codos secos y que estos recuperen toda su vitalidad. Además, si sufres otros trastornos en la piel como psoriasis, eccemas o dermatitis atópica, este innovador gel colabora en su tratamiento aliviando sus síntomas (picores, sequedad, descamación…).

Recupera la salud de tus codos, ¡pruébalo y compártenos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Siguiente