Blog post

¿Cómo prevenir las manchas solares este verano?

2 julio, 2019

La exposición solar moderada tiene numerosos beneficios para la salud, como te explicamos en el artículo sobre los efectos del sol en tu piel. Sin embargo, una sobrexposición sin tomar las precauciones recomendadas por los especialistas puede tener consecuencias negativas a corto y largo plazo. Una de esas problemáticas cutáneas derivadas del exceso de sol son las manchas solares en la piel, una afección donde la prevención será la clave para evitar su aparición. A continuación analizamos por qué aparecen manchas en la piel por el sol y qué recomendaciones puedes seguir para prevenirlas.

¿Qué son las manchas solares y por qué aparecen?

Tal y como tratamos en profundidad en otro artículo sobre los tipos de manchas en la piel, éstas surgen cuando nuestro cuerpo produce de forma inconsistente la melanina, el pigmento responsable del color de la piel y del cabello. Así, si esta producción se produce en exceso hablamos de hiperpigmentación (como, por ejemplo, las pecas, el lentigo, el melasma, etc.), mientras que si existe un déficit es cuando hablamos de hipopigmentación o despigmentación, que aparece en forma de manchas blancas en la piel (con afecciones como el vitíligo o la pitiriasis alba).

Manchas marrones en la piel a causa del sol

El lentigo o mancha solar es una tipología de hiperpigmentación que se manifiesta en forma de pequeñas manchitas (su tamaño pocas veces supera 1 cm. de diámetro) de tonalidad marrón claro, bien definidas y de superficie plana.

Como su nombre indica, la causa que las provoca es la sobreexposición al sol de forma prolongada a lo largo de los años, por eso muchas veces se asocia la presencia de manchas solares de la piel al fotoenvejecimiento de la dermis (que conlleva también la aparición de arrugas, líneas de expresión y flacidez, entre otros).

Las zonas del cuerpo donde más se produce este oscurecimiento de la piel en forma de manchas cutáneas son las que están más expuestas a la radiación solar:

  • El rostro. Las manchas en la cara son una de las mayores preocupaciones dermatológicas por múltiples motivos. Si también es algo que te inquiete o afecte directamente, te recomendamos que leas este artículo sobre cómo prevenir y tratar las manchas del rostro, con consejos específicos para prevenirlas y los principales tratamientos para quitar las manchas en la cara.
  • Las manos. Junto con el rostro, es una de las zonas más propensas a que nos salgan manchas. En este sentido, profundizamos acerca de las manchas en las manos en otro artículo.
  • Otras partes también expuestas al sol como el cuello, el escote, los brazos o las piernas (sobre todo en época estival).
manchas cara

Manchas blancas en la piel por el sol

Aunque cuando pensamos en manchas solares en seguida nos viene a la mente el lentigo solar (manchas marrones), debes saber que la exposición prolongada y dilatada en los años al sol también se relaciona con la aparición de manchas blancas en la piel, que se acentúan con la edad. En este caso, se producen como muestra de una lesión producida por el sol. Las células sobreexpuestas a largas horas de rayos UV dejan de producir melanina, por lo que se forman zonas despigmentadas. Las causas de esta reacción cutánea ante los rayos solares y que derivan en manchas blancas pueden ser múltiples (una alergia al sol, una infección fúngica, etc.).

Las manchas blancas solares son pequeñas marquitas de pocos milímetros de tamaño y con una tonalidad blanquecina. Donde más las podemos apreciar es en las extremidades (brazos y piernas), parte superior de la espalda y, aunque en menor frecuencia, también podemos tener manchas blancas en la cara. Es una afectación con mayor prevalencia en personas con la piel sensible.

Cómo prevenir las manchas solares

Con el objetivo de que este verano puedas disfrutar de las merecidas vacaciones sin que tu piel corra riesgos innecesarios y que en septiembre no tengas que lamentar que hayan aparecido manchas en tu cuerpo a causa del sol, te damos algunos consejos para estar más que prevenida. ¡Toma nota!

Usa protección solar durante todo el año

Tanto en invierno como en verano estamos expuestos a la radiación solar, por lo que deberemos usar un buen fotoprotector siempre porque, como hemos dicho en otras ocasiones, la piel tiene memoria y va acumulando todo el sol al que la exponemos.

La crema (o spray, el formato que te sea más cómodo) debe protegerte tanto de los rayos UVA como de los UVB, y si el filtro que lleva para protegerte es mineral y no químico, mucho mejor.

Aplícate el protector solar frecuentemente

Sobre todo en verano, es importante que te pongas la protección una media hora antes de exponerte al sol, como mínimo. Y además, con una sola vez no es suficiente: deberás repetir la operación con frecuencia (cada dos horas como máximo o si por ejemplo te bañas).

Ten especial precaución con los grupos de riesgo más sensibles

Si tienes hij@s, asegúrate de que van bien protegid@s. Además de embadurnarlos con crema con un factor de protección solar elevado, en ocasiones será necesario proteger su piel con ropa específica para protegerlos del sol (sombreros, camisetas o pantalones con protección solar…). Los bebés no deben estar nunca expuestos directamente al sol, ya que su piel es muy fina y sensible.

Las personas de piel muy clara (fototipos I y II) deben tener también especial cuidado con el sol. Son esas pieles que siempre sufren quemaduras solares, no se broncean (se enrojecen) y suelen padecer reacciones fotoalérgicas.

Alerta también si…

  • Estás bajo tratamiento médico y tomas fármacos fotosensibles.
  • Te encuentras en periodo de cambios hormonales (como el embarazo, época en la que existe un riesgo elevado de aparición de manchas en la piel, la menopausia…), ya que la exposición al sol puede contribuir a que aparezcan más marcas o se oscurezcan las existentes (y sean más difíciles de eliminar después).
  • Tienes acné o granitos. Las irritaciones cutáneas pueden oscurecerse con el sol y quedarse en tu piel más tiempo de lo deseado.
  • Tienes cicatrices en tu cuerpo: también pueden volverse más oscuras y difíciles de atenuar.
manchas sol

Evita la exposición al sol durante las horas más dañinas

Los especialistas coinciden en que debemos evitar tomar el sol durante las horas de radiación en las que los rayos inciden de forma más directa y pueden lesionar más nuestra dermis, es decir, de las 11h a las 16h. Además, si quieres lucir un buen bronceado este verano, hazlo de manera gradual, aumentando poco a poco los ratos de exposición solar.

Sigue una dieta equilibrada anti-manchas y unos hábitos de vida saludables

Incluye en tus platos alimentos con antioxidantes y vitaminas buenas para la piel como la B, C o E, ya que así tendrás un cutis preparado y con más defensas ante el sol. En el artículo sobre la vitamina E, el antioxidante natural que mantiene joven tu piel encontrarás una lista de alimentos que contienen esta vitamina. Además, es importante que bebas mucha agua y que mantengas bien hidratada tanto tu dermis como tu organismo, sobre todo en las épocas veraniegas de más calor.

Cuida y mima tu piel: ¡sólo tienes una!

Sigue una rutina de belleza a diario, que incluya tanto limpieza, como hidratación y exfoliaciones periódicas. Es la forma de que tu dermis se regenere constantemente y esté más protegida ante las posibles manchas o lesiones que puede producirnos el sol.

Y si las manchas solares ya han hecho presencia en tu piel…

Confía en Bio-Oil®, un aceite multiusos altamente eficaz en la mejora del aspecto de las manchas del sol, como así lo certifican los numerosos estudios clínicos realizados en este aspecto. Se trata de un aceite para el cuidado de la piel hecho a base de aceites esenciales (romero, lavanda, camomila y caléndula) y vitaminas A y E, que actúa unificando el tono natural de la piel, por lo que se convierte en un tratamiento para las manchas con muy buenos resultados.

Bio-Oil se debe aplicar sobre las manchas del sol haciendo un ligero masaje hasta su absorción, 2 veces al día durante un mínimo de 3 meses. Una vez se ha absorbido el producto, es muy importante usar factor con protección solar, ya que Bio-Oil no protege del sol.

Ahora que ya sabes cómo estar prevenida ante la posible aparición de manchas solares, ¡ten en cuenta nuestros 5 consejos para cuidar tu piel en verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior Siguiente