Blog post

¿Cómo tratar las cicatrices de acné?

15 octubre, 2018

En algunas etapas de la vida y por razones muy variadas puede que padezcamos de molestas infecciones bacterianas cutáneas en forma de granitos infectados o, lo que es lo mismo, acné. Quizás lo recuerdes como algo que te sucedió en la adolescencia, cuando experimentamos una auténtica revolución hormonal. Pero también puede aparecer en otros momentos de la vida, como el embarazo. Y lo peor del acné ya no son los granos, pápulas o pústulas sino que, una vez pasa, puede dejar huella en la piel en forma de marcas, cicatrices o manchas de acné difíciles de eliminar. Pero no sufras: en este artículo te contamos los distintos tipos de cicatrices que puede producir esta alteración de la dermis para que elijas el tratamiento más adecuado que te ayude a reducirlas al máximo.

Tipos de cicatrices o marcas causadas por el acné

En pieles que padecen de acné, la cicatriz aparece cuando la inflamación del poro es tal que las enzimas han acabado con el colágeno y la elastina. Cada piel es distinta y cicatriza a su manera, pero sí que podemos diferenciar varios tipos de marcas que pueden quedar en la piel después de haber tenido acné:

Cicatrices atróficas: cuando la piel se hunde

Son las más frecuentes después del acné y se presentan como pequeñas hendiduras donde ha habido lesión inflamatoria. Según su morfología pueden ser: onduladas (recuerdan a las dunas del desierto), pica-hielo (más leves, las marquitas tienen menos de 1 mm de diámetro) o en forma de furgón (del inglés boxcar, con más de 1 mm de diámetro).

Estos hoyuelos o depresiones que se forman en la piel son debidos a la falta de colágeno. El tejido cicatricial cubre la herida, pero no se producen suficientes fibras para reparar todo el tejido dañado por la infección.

como quitar cicatrices acne

Cicatrices hipertróficas y queloides

Aunque son menos frecuentes cuando hablamos de acné, también pueden darse. Cuando la piel o tejido cicatricial afectado por la infección cutánea se eleva, se forma una cicatriz hipertrófica, de apariencia gruesa y por encima de la piel que la rodea. En el momento en que ésta continúa creciendo y se propaga a otras zonas de la piel, lo llamamos queloide, una elevación de la piel de color entre rojizo y púrpura. El queloide por acné es casi ocasional, es más frecuente que aparezca por quemaduras u operaciones quirúrgicas como una cesárea, por ejemplo.

Pigmentaciones causadas por el acné

Aunque no sean propiamente cicatrices, el acné también puede causar hiperpigmentaciones, pequeñas zonas oscurecidas en forma de manchas donde en su día hubo granitos. Son marcas rojas o marrones también denominadas marcas de hiperpigmentación postinflamatorias y se presentan porque cuando el tejido de nuestra piel está dañado por los granitos se puede acumular un exceso de melanina en las zonas afectadas. Esta superproducción puede permanecer una vez se ha desinflamado la zona y se han curado las imperfecciones. Estas marcas en la piel afectan en mayor medida a las personas de tez oscura, más propensas a la producción de melanina.

Tratamientos para las cicatrices del acné

crema cicatrices acne

Si las marcas que han dejado el paso del acné en tu vida son muy profundas, su eliminación o desaparición total va a ser tarea casi imposible. Pero sí que podemos detallarte los tratamientos disponibles más frecuentes para que puedas reducir mucho su visibilidad y hacer que se noten la mínima expresión. La opción más indicada para ti irá en función del tamaño y la gravedad de las marcas de los granos. Eso sí: siempre deben iniciarse una vez se haya curado la infección.

Bio-Oil, el aceite líder en el tratamiento de cicatrices

Si buscas un tratamiento tópico especializado para mejorar el aspecto de las cicatrices que te ha dejado el acné, sin duda te recomendamos Bio-Oil®, un aceite ligero que no deja sensación grasa y se puede usar perfectamente en el rostro. Los aceites esenciales presentes en su formulación, libre de parabenos y con vitaminas A y E, te pueden ayudar a tratar las cicatrices, proporcionando un efecto calmante en la piel, hidratándola para mejorar su regeneración y unificando el tono natural, atenuando manchas e imperfecciones sea como sea la cicatriz.

Además, Bio-Oil es no comedogénico, es decir, no genera comedones ni acné, así que nunca va a empeorar ni propiciar la aparición de más acné en tu rostro.

Sí que debes tener en cuenta que es fotosensible y absorbe los rayos del sol. Así que después de aplicarte el aceite, usa factor con protección solar si vas a salir.

Tratamientos para cicatrices por acné leves o superficiales

Otras soluciones complementarias al aceite Bio-Oil y que pueden ayudarte a tratar de difuminar las marcas de acné son:

  • Cremas específicas (con ingredientes antioxidantes y regeneradores como el resveratrol) y productos exfoliantes.
  • Cremas despigmentantes, para atacar las manchas o zonas que han quedado oscurecidas por las heridas que han causado los granitos.
  • Peeling químico. En esta técnica se usan agentes químicos como el ácido retinoico, el ácido salicílico o el ácido tricloracético (TCA) para eliminar las capas más externas de la piel que han resultado dañadas e incentivar su regeneración. El ácido de las frutas también puede utilizarse en el peeling que busca eliminar las marcas del acné.
  • Microdermoabrasión. Se trata de una exfoliación más intensa en la que minúsculos cristales pulen la piel y eliminan células muertas, se alisa y unifica la dermis disimulando las cicatrices.
  • Microagujas que, mediante un rodillo facial lleno de pequeñas agujas, atraviesan la capa más superficial de la piel, y ésta responde produciendo más colágeno, elastina y ácido hialurónico.

Tratamientos para cicatrices por acné más profundas

Te recomendamos que para las técnicas más invasivas consultes antes al dermatólogo/a para que te oriente y que acudas a centros especializados con todas las garantías sanitarias. También debes saber que son tratamientos muy lentos y que no siempre funcionan.

  • Inyecciones de ácido hialurónico (para rellenar las cicatrices atróficas, aunque es una medida temporal ya que el cuerpo termina eliminándolo) o de cortisona (para suavizar y alisar las cicatrices hipertróficas).
  • Crioterapia. Utilizada sobre todo en los queloides o en casos severos, este tratamiento consiste en congelar la piel con nitrógeno líquido e inyectar un preparado de cortisona y otras sustancias en el tejido dañado.
  • Láser y fototerapia. Existen múltiples tipos de láser para reducir las marcas de acné cuyo objetivo es activar el proceso natural de autocuración de la piel. Hay que contemplar y valorar sus posibles efectos secundarios como lesiones cutáneas o un efecto opuesto al deseado a causa de inflamaciones o hiperpigmentaciones postinflamatorias.

Remedios naturales o caseros para las cicatrices del acné

A pesar de que su eficacia carece de evidencia científica, siempre se han usado para combatirlas. El tratamiento natural para las cicatrices por excelencia comprende mezclas cuya base está hecha del ácido de frutas como el limón (con propiedades blanqueantes y antioxidantes en la piel). Otros incluyen la miel (regenera los tejidos), el aloe vera (con poder cicatrizante y calmante) o la centella asiática (que estimula la producción de colágeno).

Elige el tratamiento más adecuado para combatir las cicatrices del acné siempre bajo supervisión médica y no desesperes. Con paciencia y perseverancia ¡puedes conseguir minimizarlas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior Siguiente