Blog post

Causas más frecuentes de las estrías en el pecho y cómo tratarlas

22 noviembre, 2018

Como hemos visto en otros artículos sobre las estrías, estas marquitas que se forman cuando una zona de nuestro cuerpo crece más rápido que la piel (la epidermis se desgarra y forma una cicatriz en el proceso de curación) pueden aparecer por causas muy distintas. Una de las partes más sensibles a la aparición de estrías son los senos, ya que pueden crecer o disminuir con facilidad. Si te apetece profundizar sobre las estrías en el pecho, ¡quédate leyendo! En este artículo te contamos por qué pueden salir estrías en esta zona, qué puedes hacer para prevenirlas y algunos trucos para quitarlas o, al menos, disimularlas para que se noten en su mínima expresión.

Por qué aparecen estrías en el pecho

Aunque en otra ocasión ya te contamos de forma genérica por qué salen las estrías y cómo prevenirlas, existen algunos motivos que afectan en mayor medida a los pechos en concreto. Te los detallamos a continuación, pero antes queremos comentarte un par de premisas acerca de las estrías: 1) cada piel es distinta, no a todo el mundo le afectan por igual y las tienen tanto hombres como mujeres; 2) una vez han aparecido, son permanentes (no desaparecen pero sí pueden atenuarse, siempre dependiendo del color de la marca, es decir, de si es rosada o blanca).

Pubertad y adolescencia

Muchas de las estrías que nos acompañan a lo largo de nuestra vida aparecen en esta etapa vital. Es un momento de cambios hormonales, de metabolismo… y el desarrollo en poco tiempo de los senos hace que puedan aparecer estrías por distensión, ya que es una zona especialmente sensible. En este caso, las estrías en los pechos que puedan presentarse en la pubertad o adolescencia afectan en mayor medida a las mujeres, ya que el crecimiento de las mamas y los cambios que experimentan en esta parte del cuerpo son mayores.

Embarazo y lactancia

Sin duda, el embarazo es uno de los momentos en que más riesgo existe de que aparezcan estrías en distintas partes del cuerpo de una mujer. A pesar de que solemos pensar en el abdomen, como es lógico pues es una de las zonas que más se estira durante el periodo de gestación, los senos también pueden verse afectados por la aparición de estrías, ya que crecen y decrecen en poco tiempo. En este sentido, no te pierdas nuestro artículo con los 10 consejos para prevenir las estrías en el embarazo.

Además, durante la lactancia, que puede durar varios años, los pechos aumentan y disminuyen mientras dura la producción de leche. Un aspecto importante a tener en cuenta: si te han salido estrías en el pecho a causa de tu embarazo y estás amamantando a tu bebé, consulta antes a tu dermatólogo/a y también a la matrona acerca de la compatibilidad en los tratamientos antiestrías. Existe una web elaborada por un equipo de pediatras y farmacéuticas donde puedes consultar de forma fiable si determinados fármacos, tratamientos, productos alternativos, procedimientos médicos y cosméticos, etc. presentan algún riesgo para la lactancia materna o no.

Cirugía de aumento o reducción de pechos

Sea por el motivo que sea (estético, de salud, para sentirse mejor con su cuerpo…), hay mujeres que deciden operarse los senos, ya sea para aumentar su tamaño o para reducirlo. En estos casos, como el cambio de volumen se produce de un día para otro y además al ser una intervención quirúrgica se produce inflamación, hay que tener especial cuidado para evitar las posibles estrías que puedan aparecer en el pecho.

Cuando se trata de un aumento, es importante colocar un implante mamario que esté proporcionado a las medidas del tórax, ya que a mayor volumen, mayor probabilidad de aparición de estrías. La edad también es un factor a tener en cuenta, pues cuanto más joven sea la paciente más predisposición tendrá su piel a rasgarse en forma de estrías.

Cambios repentinos de peso/volumen

Hacer una dieta de adelgazamiento exprés, someterse a una reducción de estómago o, por el contrario, aumentar de peso en muy poco tiempo (por ejemplo, por desajustes hormonales de la glándula tiroides), también pueden contarse entre las causas de la presencia de cicatrices estriadas en los pechos. La pérdida o ganancia de peso también se ve reflejada en los senos, incluso hasta el punto de tener que variar la talla del sujetador, en el caso femenino.

por que salen estrias en los pechos

Práctica de deporte intenso

En la práctica de algunos deportes como, por ejemplo, salir a correr es fundamental llevar una buena sujeción del pecho, pues en caso contrario pueden aparecer estrías. Un sujetador de una talla equivocada (en copa o en contorno), que no cubra bien todo el pecho, que apriete en exceso, que no deje transpirar la piel… será sinónimo de antiestéticas marcas estriadas en nuestra piel, en senos y escote.

La halterofilia o levantamiento de pesas es un deporte que implica un desarrollo excesivo de la musculatura y, por consiguiente, un estiramiento repentino de la piel. Si se trabaja en exceso la musculatura pectoral, también deberemos estar alerta para que las estrías no hagan presencia.

Otros deportes donde, entre otras, se ve implicada la musculatura pectoral son: remo, natación, waterpolo, surf, tenis, paddle, gimnasia rítmica y acrobática,…

comomquitar estrias en los pechos

Cómo prevenir y tratar las estrías en el pecho

Como ya hemos apuntado, eliminar las estrías en los pechos es complicado (si éstas son recientes o de color rosado) o casi imposible (si las marcas ya son longevas o de color blanco nacarado). Pero sí que existen tratamientos que pueden ayudarte a difuminarlas o atenuarlas y, cómo no, algunos buenos aliados para prevenir su aparición.

Toma nota de nuestra selección de remedios para tratar las estrías de los pechos (puedes ampliar la información sobre tratamientos en este artículo):

  • Bio-Oil®, líder mundial en el tratamiento de estrías y el más vendido en más de 20 países. Sin duda nuestro aceite multiusos contiene la mejor formulación para luchar contra ellas, así como para prevenir su aparición: vitamina A (favorece la producción de colágeno, dándole a la piel más elasticidad, tono y textura, y acelera su regeneración), vitamina E (mantiene la dermis hidratada y flexible) y aceites esenciales de lavanda, camomila, romero y caléndula (calman, desinflaman y regeneran las células). Tanto si estás en alguna de las situaciones anteriores (adolescencia, embarazo, cambios de peso…) y quieres prevenir las estrías como si ya han aparecido, aplica Bio-Oil en los senos con un suave masaje circular, en la piel limpia y seca en tu rutina de mañana y de noche, durante no menos de 3 meses. En caso de estar dando el pecho a tu bebé, deja absorber bien y evita cubrir la zona de la aureola y el pezón para que no ingiera el producto. En otra ocasión profundizamos en cómo Bio-Oil puede ayudarte a combatir las estrías.
  • Microdermoabrasión (o peeling físico). En estrías del seno poco marcadas se puede recurrir a esta técnica no química que usa microcristales para pulir la superficie de la dermis y eliminar las células muertas.
  • Peeling químico. Se trata de exfoliar en profundidad la piel con productos químicos como el ácido glicólico o el retinol e incentivar su regeneración.
  • Mesoterapia. Esta técnica, que puede emplearse como complemento al peeling físico y/o químico, consiste en inyectar sobre las estrías que queremos desvanecer ácido hialurónico, vitaminas, ácidos nucleicos, minerales, antioxidantes, coenzimas y aminoácidos.
  • Luz pulsada (IPL). En los senos con marcas estriadas se proyecta una luz intensa y parpadeante de color que estimula la producción de colágeno y permite que se regenere.
  • Láser. Sobre todo pensada para las estrías longevas en fase cicatricial, las que ya se han vuelto de color blanco, esta técnica que actúa en capas más profundas de la piel cuenta con distintas variantes, que deberá valorar un/a especialista en función de tu tipo de piel y del estado de las estrías.
  • Soluciones caseras antiestrías. Los remedios de la abuela de toda la vida destinados a difuminar estrías que se suelen utilizar, aunque carezcan de evidencia científica, usan el limón, el aguacate, el café, o aceites vegetales como la linaza o la oliva.

Ahora que ya sabes las causas más frecuentes para tener estrías en los pechos y te hemos desvelado algunos trucos y consejos para evitarlas, así como los procedimientos más indicados para tratarlas, ten en cuenta que la prevención (mantener la piel bien hidratada con aceites como Bio-Oil y unos hábitos de vida saludables) será tu mayor aliada para hacer que no aparezcan. Y si ya tienes cicatrices estriadas en tus senos: ama tu cuerpo y sus imperfecciones. ¡Son marcas de vida!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev Post Next Post