consejos afeitado

Consejos para un buen afeitado

7 septiembre, 2020

El afeitado es el ritual masculino de belleza por excelencia. De hecho, ¿sabías que se calcula que un hombre se afeita unas 16.000 veces de media a lo largo de su vida? Si a ello le sumamos que el proceso de afeitado somete a la piel a un mayor estrés, obtenemos la fórmula perfecta para que la dermis se torne más sensible y susceptible a las irritaciones. Esta agresión cutánea periódica también da a lugar a pequeños cortes y heridas asociadas al mal uso de la cuchilla o maquinilla.

Desde Bio-Oil®, expertos en el cuidado de la piel, hemos recopilado todas las recomendaciones que pueden servirte de utilidad para llevar a cabo un afeitado sin dañar tu dermis, haciendo especial hincapié en los errores más frecuentes que se cometen. Además, como la hidratación juega un papel fundamental antes, durante y después del afeitado, también enumeramos algunos productos que pueden venirte muy bien para disfrutar de una piel perfecta. ¡Toma nota!

3 errores más comunes del afeitado

  1. Afeitarse siempre a contrapelo. Es una tendencia errónea muy frecuente, pero con ello lo único que conseguirás es irritar tu piel, sin mejorar el resultado del afeitado.
  2. Ir con demasiadas prisas. Es un factor muy habitual a la hora de sabotear el proceso de afeitado. Y es que, si no dejas el tiempo necesario para hidratar el pelo y limpiar la dermis de forma adecuada, serás más propenso a sufrir irritaciones e incluso los cortes típicos.
  3. Usar cuchillas desgastadas o emplear una lubricación insuficiente. Ten presente que una cuchilla que esté en mal estado o no aplicarte un producto de calidad o con la cantidad suficiente es todo un hándicap para que el afeitado no dañe la piel.

5 consejos para un afeitado perfecto

1. Prepara tu piel antes del afeitado

Si eres de los que se afeitan a primera hora de la mañana, espérate unos 10 minutos mínimo después de levantarte antes de empezar con tu ritual de afeitado. Después, aplícate un limpiador o depurador facial, ya que ayudarás a suavizar el vello facial. También puedes recurrir a hidratar la piel con abundante agua tibia, así será mucho más fácil de rasurar.

2. Comprueba el buen estado de tus herramientas

Como hemos comentado anteriormente, ten en cuenta que una cuchilla que esté desgastada o emplear una lubricación insuficiente pueden originar cortes y demás heridas. Y, en el caso de usar una maquinilla de afeitar, esta debe de estar bien limpia y afilada, con el fin de impedir los típicos saltos y las posibles quemaduras. ¡Apuesta por el confort y despídete de la irritación y rasguños!

3. Opta siempre por productos de calidad

Aplícate productos específicos que protejan y lubriquen tu dermis durante el proceso de afeitado. Debes decantarte por formatos que faciliten la acción de la herramienta que uses y que, a su vez, tengan propiedades calmantes para tu dermis. Así que, evidentemente debes saber cuál es tu tipo de piel, con el fin de seleccionar el que mejor se ajuste a tus necesidades cutáneas.

  • Productos para antes del afeitado: limpiador o depurador facial, que son ideales a la hora de suavizar el vello antes del rasurado.
  • Productos para el afeitado: gel o espuma de afeitar, que además de suavizar el pelo son indispensables para proteger la piel de los cortes y rasguños característicos del afeitado.
  • Productos para después del afeitado: lociones o geles hidratantes, con propiedades balsámicas y calmantes, para refrescar y nutrir en profundidad tu piel tras el estrés que le supone el afeitado diario. Por ejemplo, si prefieres un producto en textura aceite, decántate por Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel, que además de hidratar tu dermis tras el afeitado, también está indicado para tratar o suavizar pequeñas imperfecciones cutáneas, como manchas en el rostro o cicatrices. ¡Comprueba todos sus beneficios en nuestro blog!

4. Perfecciona tu técnica de afeitado

Las prisas son grandes aliadas de posibles irritaciones y rasguños. Por consiguiente, apárcalas y siempre rasúrate con sumo cuidado, pero más aún si tu tipo de piel es más sensible de lo normal, tienes dermatitis atópica o problemas de acné. Respeta la norma principal del rasurado: “aféitate siempre en la dirección de crecimiento del pelo”, nunca en su contra. Aféitate con pasadas suaves y ligeras, recordando que las herramientas de afeitado son las que deben hacer el trabajo, no tú. En resumen, rasúrate siempre a favor del nacimiento del vello y no a contrapelo, porque lo único que conseguirías de este modo sería irritar tu piel.

5. Hidrata tu piel en profundidad

Por último, y uno de los pasos más importantes para mantener la salud de tu piel tras el afeitado, siempre debes proteger tu dermis hidratándola en profundidad. Esta acción es vital para calmar tu piel frente a la acción drástica del rasurado y, así evitar posibles irritaciones y demás impurezas. Encontrarás muchos productos en el mercado destinados a este fin, como los famosos aftershave, pero ten en cuenta que la mayoría de ellos poseen un elevado índice de alcohol, por lo que resecan tu piel, afectando a la barrera protectora y promoviendo la aparición de posibles irritaciones.

Además, para que la piel se regenere y conserve un aspecto saludable, sería ideal no afeitarse a diario, dejándola descansar de vez en cuando, como por ejemplo los fines de semana.

¿Has probado Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel tras el afeitado?

Como hemos visto a lo largo del artículo, el afeitado afecta negativamente a la salud cutánea, por lo que es vital mantener unas rutinas de hidratación periódicas que regeneren eficazmente la piel.

Por ello, te recomendamos Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel tras el afeitado, ya que además de hidratar y suavizar la piel de forma instantánea y duradera, su fórmula es rica en ingredientes balsámicos y calmantes (camomila, lavanda, romero y caléndula) y vitaminas A y E, que aliviarán y aportarán bienestar a tu dermis después del rasurado.

¡Toma nota! Además, Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel es una sustancia muy ligera, de fácil aplicación y muy rápida absorción, que no deja sensación grasa ni oleosa tras el afeitado. Y no obstruye los poros, por lo que no produce acné, comedones ni granitos.

Por último, es importante que tengas presente que está indicado para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles, tal y como avalan sus numerosos y reputados ensayos clínicos y más de 400 premios internacionales. Asimismo, tal y como hemos mencionado con anterioridad, gracias a Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel podrás tratar y suavizar el aspecto de manchas y cicatrices.

Bio Oil Aceite para el cuidado de la piel

¿Cómo aplicar Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel después del afeitado?

Una vez ya te hayas afeitado, extiéndelo sobre tu rostro completamente limpio y seco, realizando un ligero masaje en pequeños movimientos circulares, hasta que se absorba por completo. Ten en cuenta que con muy poca cantidad de producto es suficiente, puesto que su práctica textura se extiende con mucha facilidad.

Si te surgen más cuestiones relacionadas con las propiedades, beneficios y composición de los productos Bio-Oil, así como el modo de empleo y demás, no dudes en consultar nuestro apartado de preguntas frecuentes.

Apuesta por una piel sana. ¡Mejora tu experiencia de afeitado con Bio-Oil!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior