Blog post

¿Sabes cuándo aparecen las estrías en el embarazo?

3 mayo, 2019

Las estrías que pueden aparecer durante o después del embarazo son una de las mayores preocupaciones entre las mujeres en cuanto a los cambios que experimenta la piel en esta etapa. Como seguramente sabrás, no a todas les afectan por igual y, aunque pueden intervenir factores genéticos frente a los que poco se puede hacer, hay ciertas rutinas que pueden ayudarte a prevenirlas. Pero ¿sabes realmente cuándo salen las estrías durante el embarazo? ¿Sabrías detectar los síntomas que nos pueden indicar que la piel puede estriarse o cómo son las estrías al principio? En este artículo te ayudamos a salir de dudas para que tengas la máxima información y puedas estar preparada ante las temidas marcas en forma de estría.

¿Cuándo salen las estrías en el embarazo?

Las estrías pueden hacer presencia en nuestra dermis tanto durante como después del embarazo. Durante el periodo gestacional entramos en “fase de peligro de estrías” a partir del segundo trimestre, es decir, superada la semana 12, ya que es cuando el abdomen empieza a estirarse a medida que va creciendo el bebé. Esta indicación es muy aproximada ya que cada mujer, cada embarazo y cada piel son un mundo. Por ejemplo, hay embarazadas que casi no tienen barriga hasta la semana 20 y, en cambio, a otras ya se les nota claramente en la 15. Además, no es lo mismo el embarazo con un solo bebé en el vientre que con dos o más: la piel tendrá que estirarse mucho más.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no sólo salen estrías en el abdomen. Como te indicamos en otro artículo, las zonas del cuerpo con más riesgo de estrías gestacionales son, además del vientre: los pechos, los glúteos y los muslos.

Por lo tanto, para estar prevenida ante las cicatrices en forma de estrías que ocurren en esta etapa lo más importante no es tanto cuándo aparecen las estrías en el embarazo, sino qué síntomas presenta nuestra piel antes de que se estríe. Es ahí cuando deberemos poner todos nuestros esfuerzos en mimar la piel, hidratarla al máximo y seguir rutinas para evitar que surjan.

¿Cómo detectar que nos va a salir una estría?

Saber si vamos a tener estrías por el embarazo o no es bastante complicado. Factores genéticos, ciertos hábitos de vida que pueden favorecerlas o haber tenido estrías en embarazos anteriores pueden darte pistas sobre cómo puede reaccionar tu piel ante un embarazo, pero no es determinante.

Sin embargo, conocer las fases por las que pasa la dermis en la formación de estrías sí va a servirte a la hora de detectar las primeras señales de alerta. Como profundizamos en el artículo genérico sobre por qué aparecen las estrías y cómo prevenirlas, el proceso de formación de una estría pasa por los siguientes estados:

  • Fase de inflamación y prurito.En la fase más incipiente, sentimos que la dermis nos pica en una zona determinada. Las hormonas propias del embarazo (cortisol y estrógenos) y los estiramientos que sufre la dermis en esta etapa hacen que produzcamos menos colágeno, fundamental en los procesos de cicatrización.
  • Fase de degradación, donde se ve perjudicada la estructura del tejido conjuntivo de la dermis, con menos elastina y colágeno.
  • Fase de reparación. Como respuesta a los estiramientos e inflamaciones, la piel es remplazada con nuevas fibras más frágiles y finas, en forma de grietas. Las cicatrices que surgen en la piel como respuesta reparadora del tejido afectado es lo que llamamos estrías.

Saber identificar el color de la estría

Otro aspecto a considerar es que las estrías pueden ser de distintos colores, tal y como profundizamos en “Rojas, rosadas y blancas. ¿Sabes qué indica el color de una estría?”. Y el color es indicativo de la edad que tiene la marca estriada. Así, en las fases iniciales de aparición de una estría observaremos que ésta se presenta de un color rojo, púrpura o rosado. Son las conocidas como “estrías rubra” y son marcas jóvenes y más recientes cuya eliminación es más probable que las longevas. Aunque siempre advertimos que las estrías son permanentes, la buena noticia es que las que aparecen a causa del embarazo, si las tratas rápido, con constancia y paciencia, son de este tipo, por lo que difuminarlas va a ser más fácil.

cuando salen estrias

Por otro lado, las estrías antiguas tienen un color blanco nacarado o grisáceo y se encuentran en fase cicatricial. Se las denomina “estrías alba” y en ellas ya no existe vascularización.

¿Cómo puedo evitar las estrías durante el embarazo?

Si ya te has pasado por los 10 consejos para prevenir las estrías en el embarazo sabrás que el mejor remedio es la prevención y el mejor tratamiento es el cuidado constante y regular de la piel en esta etapa tan bonita y a la vez con tantos cambios.

En este sentido, muchas mujeres embarazadas confían en Bio-Oil® para prevenir la aparición de estrías durante el embarazo y para mejorar el aspecto de las existentes. ¿Cómo puede este aceite líder mundial en ventas ayudarte a combatir las huellas en la dermis que deja un embarazo?

Toma nota de la acción de Bio-Oil sobre la dermis en su lucha contra las estrías, gracias a sus componentes a base de aceites esenciales de plantas y vitaminas:

  • La vitamina A en su formulación estimula la producción natural de colágeno (por lo que se mejora la elasticidad, el tono y la textura de la dermis), acelera la regeneración de la piel y mejora las estrías ya existentes.
  • La vitamina E es un potente antioxidante que previene que nazcan estrías nuevas, pues mantiene la piel hidratada, suave y flexible.
  • Los aceites esenciales (lavanda, romero, camomila y caléndula) poseen propiedades calmantes, balsámicas, antiinflamatorias y regeneradoras, por lo que calmaran los picores síntoma de que la piel se va a estriar.

Además, tiene un agradable aroma (tan importante en una etapa en la que ciertos olores pueden molestarte) y se aplica muy fácilmente gracias al componente PurCellinMR, que le proporciona una textura ligera y de rápida absorción. ¡Bio-Oil es un aliado infalible contra las estrías!

¿Cuándo puedo empezar a usar Bio-Oil en el embarazo?

Tal y como se refleja en la Guía para el cuidado de la piel en el embarazo, te recomendamos incorporar Bio-Oil en tu rutina de belleza justamente cuando hay más riesgo de que aparezcan las estrías en el embarazo, es decir, a partir del segundo trimestre. Pero no hay ningún inconveniente en comenzar desde el inicio (sobre todo si tienes tendencia a las estrías o ya tienes algunas antiguas), ya que es un producto inocuo totalmente seguro tanto para la mamá como para el bebé.

Es importante que lo apliques sobre las zonas más propensas con regularidad y constancia: 2 veces al día (mañana y noche); y continuar después del parto, ya que el riesgo de que se formen estrías no desaparece de inmediato, incluso puede durar años (por ejemplo, las del pecho suelen aparecer tras la lactancia). Ten en cuenta también que el aceite no te protege de los rayos solares (es fotosensible), así que si aplicas Bio-Oil en lugares en los que puede darte el sol, ponte protección solar tras el producto.

Ahora que ya sabes cuándo pueden salir las estrías en el embarazo o tras él, te recomendamos que leas el artículo sobre Cómo tratar las estrías, con tratamientos específicos y consejos útiles para mejorar su aspecto. Y recuerda: después de un embarazo, tu piel sigue siendo bonita y perfecta, lo único es que tiene más huellas de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior Siguiente