impacto psicologico de las cicatrices

¿Cómo superar el impacto psicológico de las cicatrices?

8 abril, 2020

Para muchas personas, una cicatriz puede llegar a convertirse en un recuerdo perpetuo del evento traumático que la causó y, si no se procesa de forma correcta, se torna una gran carga psicológica. Con este post, pretendemos profundizar en las secuelas emocionales y sociales que originan estas marcas de la piel, para que aprendas a convivir con ellas, sin que te afecte a tu calidad de vida.

¿Empezamos a trabajar en el cambio?

Efectos emocionales y sociales de las cicatrices

Es evidente que cada huella de nuestra piel nos transporta a un lugar y a un momento en concreto. Una situación en la que nuestra piel se dañó, por ejemplo, como consecuencia de un accidente, una operación quirúrgica o episodios de acné durante la adolescencia o durante el embarazo. Aunque otras veces suelen asociarse a experiencias positivas, como sucede con las cicatrices por cesárea tras un parto. Aun así, la mayoría de mujeres no ven con buenos ojos estas cicatrices abdominales.

En este sentido, una encuesta reciente en las redes sociales corrobora que el 40% de las mujeres sienten tristeza, vergüenza, enojo e incluso miedo y ansiedad debido a sus cicatrices.    

Y es que, independientemente de su origen, los efectos psicológicos de gran parte de las cicatrices también trascienden a nivel social, especialmente en personas cuyas marcas son más visibles.

Así, un estudio realizado por Bio-Oil® Reino Unido a una muestra de 7.000 mujeres confirmó que el 26% confesaba que había evitado salir con amigos, porque no se sentía con suficiente seguridad.

En definitiva, las cicatrices marcan tanto el cuerpo como la mente. Y no debemos subestimarlas, ya que, en algunas ocasiones, pueden ser motivo de una baja autoestima e incluso depresión.

Tips para superar emocionalmente las cicatrices físicas

  • Ten en cuenta que el significado que le das a tu cicatriz normalmente tiene relación con la imagen que tienes de ti misma. Por ello, si tienes problemas de autoestima o diversas inseguridades es muy importante que las trabajes previamente, siempre con la ayuda de un profesional, porque seguramente el proceso de aceptación de la cicatriz será mucho más complejo en este contexto. En resumen, la forma de afrontar una lesión de este tipo tendrá mucho que ver con nuestro estado de salud mental.
  • Respeta el tiempo de duelo. Efectivamente, cuando se produce una herida de este tipo, hemos de ser plenamente conscientes de que nuestra mente también necesita un tiempo prudencial para “sanar”. O sea, un periodo para aceptar que ya no somos igual que antes, y que esto nos puede provocar tristeza, ansiedad, miedo a socializarnos con los demás… Igualmente, si tras este periodo de duelo consideras que no has aceptado lo sucedido, te recomendamos que acudas a un terapeuta.
  • Enfréntate a tu entorno social. Tal y como dicen los especialistas, para vencer el impacto psicológico que genera una cicatriz, es imprescindible que el paciente quiera colaborar en el proceso de recuperación. Como todo trauma, primero debes reunir la voluntad suficiente para querer afrontarlo. Cuando lo hayas conseguido, estarás preparado/a para vencer el temor social.
secuelas de las cicatrices
  • Acude a terapia psicológica. En casos con mayor trasfondo emocional, es vital recibir la ayuda de profesionales, que sepan cómo orientarte para que logres aceptar lo sucedido. Durante este proceso, el apoyo familiar es fundamental, tanto que los parientes también deberán acudir a las sesiones. En muchos casos es habitual que adopten actitudes que tiendan a victimizar al paciente, sobreprotegiéndole e incluso que lleven a cabo otro tipo de actitudes que no ayuden en su recuperación.
  • Optimiza el aspecto de tu cicatriz. Existen productos o tratamientos, como es el caso de Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel, que está especialmente indicado para mejorar tanto el grosor como el color de las cicatrices, logrando que con el tiempo se disimulen al máximo. Dependiendo de la gravedad de las secuelas, es primordial que los tratamientos estéticos, vayan de la mano de un apoyo psicológico adecuado. No olvidemos que nuestro objetivo es conseguir aceptar nuestra cicatriz como parte de una experiencia que, nos guste o no, forma parte de nuestra vida.

¿Cómo cuidar las cicatrices con Bio-Oil?

Una cicatriz es el resultado del rápido crecimiento de colágeno que propicia nuestro cuerpo, como proceso natural de curación después de una lesión en la piel (un corte, una llaga, una infección…). Si quieres más información al respecto, te recomendamos nuestro post “Todo lo que debes saber sobre el proceso de cicatrización de la piel”.

Para una curación emocional plena, debes tener muy en cuenta que las cicatrices en la piel nunca llegan a desaparecer. Por el contrario, sí existen productos que pueden atenuarlas de forma eficaz, una vez que estas han sanado, es decir, que estén bien cerradas y con la típica costra.

Es el caso de Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel, líder mundial en el tratamiento de todo tipo de cicatrices (hipertróficas, queloides, atróficas, como las que causa el acné…), independientemente de si son recientes o hace mucho tiempo que tuvo lugar la lesión. De hecho, múltiples estudios y ensayos clínicos avalan sus resultados, así como más de 400 premios internacionales.

El secreto de Bio-Oil como tratamiento para las cicatrices reside en su composición, a base de aceites esenciales (camomila, lavanda, romero y caléndula) y vitaminas A y E, que actúan como ingredientes balsámicos e hidratadores, optimizando la elasticidad de la dermis y su regeneración. Asimismo, cada uno de ellos juega un papel fundamental en unificar el tono natural de la piel y en mejorar su textura, suavizándola.

Bio Oil Aceite para el cuidado de la piel

¿Cómo aplicar Bio-Oil para tratar las cicatrices?

Debe extenderse sobre la marca a tratar, realizando un ligero masaje con la yema de los dedos. En cuanto a la periodicidad, es vital que seas constante y lo apliques unas 2 veces al día, durante un mínimo de 3 meses, para comenzar a visibilizar los resultados.

Por último, es importante que sepas que Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel es un producto fotosensible, por lo que no protege de los rayos del sol. Por eso, siempre te aconsejamos que si vas a salir a la calle (y más si tienes una cicatriz reciente), debes aplicarte un protector solar adecuado después de nuestro aceite, una vez que este se haya absorbido completamente. Además, debes tomar consciencia de los efectos perjudiciales del sol, con el fin de evitar que tu cicatriz se oscurezca e hiperpigmente.  

>> Si quieres más información, te invitamos a visitar nuestro blog, en el que encontrarás muchos artículos relacionados con el cuidado de las cicatrices.

Comentarios (1)

  • Ana

    20 mayo, 2020 at 11:32 pm

    Creo que Bio Oil es una de las mejors y mas efectivas cremas,muy hidratante .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Siguiente