ph de la piel

¿Qué es el pH de la piel y cómo mantenerlo equilibrado?

3 agosto, 2020

La piel es el órgano que nos protege frente a infecciones y agresiones medioambientales, siendo el pH una de sus principales barreras naturales de defensa. Por ello, es tan sumamente importante que mantengamos su equilibrio. Desde Bio-Oil®, expertos en el cuidado de la piel, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el pH de la piel, desde qué sucede si se altera, los motivos por los que ocurre y qué consejos debes seguir para mantenerlo en los niveles óptimos. ¡Toma nota!

¿Qué es el pH de la piel?

El término pH (potencial de hidrógeno) es un parámetro que indica el grado de acidez o alcalinidad de una solución acuosa. En otras palabras, es la concentración de hidrógeno en el agua. Se mide en una escala que oscila entre el 1 y el 14. Dentro de este intervalo, al 7 se le atribuye el pH neutro. Eso significa que todos los valores que estén situados por encima de este número se los considera alcalinos o básicos y, por debajo, valores ácidos.

Si te estás preguntando cuál es el pH óptimo del órgano más grande del cuerpo, debes saber que este se sitúa entre el 4,7 y el 5,75, por lo que es ligeramente ácido. Estos valores son consecuencia del manto ácido de la piel. Se trata de la parte acuosa de la película hidrolipídica que actúa como principal agente protector de las capas más externas de la piel, neutralizando todos los agentes agresivos de base alcalina, inhibiendo la proliferación de bacterias y promoviendo el crecimiento de la flora natural de la piel.

El pH de la piel varía en función de…

  • Tu tipo de piel. Las pieles grasas suelen tener un pH que oscila entre 4,9 y 5,0. Las pieles catalogadas como “normales”, tienen un pH entre 5,2 y 5,5. Mientras que las pieles secas se sitúan en un pH entre el 5,7 y el 5,9. Si desconoces qué tipo de piel tienes, te recomendamos nuestro post “¿Sabes qué tipo de piel tienes?”, donde profundizamos acerca de las características propias de cada dermis, así como los problemas más frecuentes asociados y los cuidados particulares que requiere cada tipología cutánea.
  • La parte del cuerpo. La piel de nuestro rostro y de nuestro cuerpo en general suele tener un pH entre 4,7 y 5,75, pero hay algunas zonas de nuestro organismo que tienen una estructura y un pH que poseen ligeras diferencias. Por ejemplo, la piel de las axilas y la de los genitales tiene un pH de 6,5 aproximadamente, por lo que es más propensa a infecciones bacterianas.

¿Qué sucede si se altera el pH de la piel?

que es el ph de la piel

Si el pH se sitúa en valores alcalinos, es importante que tengas en cuenta que el pH natural de tu piel se ha visto alterado. Y, por lo tanto, el manto ácido de la piel no podrá cumplir con las funciones que hemos detallado con anterioridad, principalmente con su función de barrera protectora ante posibles amenazas.

En este estado, el aspecto de la piel varía y se torna más seca, deshidratada y sensible. Además, tiene más posibilidades de sufrir ciertas infecciones o enfermedades cutáneas, como la dermatitis atópica o la rosácea, entre otras. Por el contrario, si el pH de la piel baja de los niveles óptimos, nos encontraremos con posibles problemas de inflamación y enrojecimiento cutáneo.

¿Cómo puede desequilibrarse el pH de la piel?

El pH óptimo de la piel está condicionado por múltiples factores, tanto de carácter interno, como externo. Veamos cuáles son con más detalle:

Factores internos:

Entre los condicionantes internos que afectan negativamente al manto ácido de la piel encontramos la propia genética, la edad y los cambios hormonales. De hecho, tal y como vimos en el artículo “Las 3 diferencias entre la piel del hombre y la mujer”, la dermis masculina posee un pH relativamente inferior en comparación con la mujer. Asimismo, la piel de los bebés y de los/as niños/as hasta la pubertad tiene un pH más elevado. Sin embargo, en edades más avanzadas la alcalinidad vuelve a ser la protagonista, mientras que en etapas vitales intermedias el pH es más ácido. Por último, en la adolescencia, el embarazo y la menopausia, también suelen producirse alteraciones hormonales que pueden incidir directamente en el buen estado del manto ácido de la piel, especialmente en zonas como los genitales.

Factores externos:

Son varias las causas externas que pueden afectar a nuestra piel y hacer que su pH se desestabilice. Por ejemplo, la contaminación, el cambio de temperatura y/o humedad, los cosméticos alcalinos, algunos medicamentos y procedimientos médicos, así como ciertos productos químicos. ¡Ah! Lavarnos en exceso también puede conllevar a alteraciones en el manto ácido de nuestra dermis y, por consiguiente, impedir su función protectora. ¿Eras consciente de ello?

¡Atención! Llegados a este punto, creemos conveniente remarcar que cualquier cosmético o producto de higiene que no posea un pH adecuado, puede generar desequilibrios en la macrobiota de tu organismo, lo que se traduce en el desequilibrio de la función barrera de la piel. Así que, pon mucha atención cuando adquieras tus cosméticos para no debilitar el manto ácido de tu piel. En definitiva, aplícate aquellos que sean respetuosos con el pH de una piel sana, es decir, limpiadores suaves con pH neutro.

¡3 tips para mantener el pH de tu piel sano!

1. Apuesta por un estilo de vida saludable

ph de la piel humana

Para disfrutar de una piel sana es vital que aprendas a gestionar los niveles de estrés, que respetes los periodos de sueño (8 horas preferiblemente), aparques la vida sedentaria y practiques algún tipo de deporte que te motive y cuides tu alimentación para que sea rica y equilibrada en nutrientes y minerales. Todos estos consejos son fundamentales a la hora de evitar un desequilibrio en el pH de tu piel y que esta se mantenga en niveles adecuados.

2. Rutinas de higiene y cosmética respetuosas con tu piel

Protege el manto ácido de tu piel con rituales de higiene con agua no demasiado caliente, evitando hacerlo más de una vez al día y no enjabonándose en exceso. Como hemos visto con anterioridad, los productos de limpieza suelen deteriorar el pH natural de la piel, que tarda entre 2 y 12 horas aproximadamente en restaurarse. En cuanto a los textiles, puedes evitar prendas de fibras sintéticas y apostar por tejidos naturales, que transpiren y cuiden tu piel. Por último, emplea cosmética que respete al máximo el pH de tu piel en tus rituales de belleza y cuidado. Es decir, debes utilizar productos no alcalinos, con un pH neutro o de 5’5, para impedir una agresión constante a tu dermis y conservar tu pH natural.

3. Hidrata tu piel en profundidad

Si quieres lucir una piel sana y bella, que cumpla con todas sus funciones protectoras, es primordial que esté correctamente hidratada. Por este motivo, te recomendamos que para mantener el equilibrio del pH bebas 1,5-2 litros de agua al día.

Bio-oil Gel para piel seca

¡Ah! Recuerda que Bio-Oil Gel para piel seca posee una innovadora fórmula, única en el mercado, que maximiza su rendimiento y eficacia sustituyendo el agua por aceite, vital en la hidratación profunda de la piel. Además, si sufres otros trastornos cutáneos (psoriasis, eccemas o dermatitis atópica…) nuestro gel alivia algunos de los síntomas asociados: (picores, sequedad, descamación…).

Ten presente que no contiene conservantes, parabenos ni ftalatos, por lo que su uso es totalmente seguro en pieles adultas, incluso aquellas más sensibles.

Ya sabes, aplícatelo a diario en todo el cuerpo y también en el rostro, realizando un ligero masaje con pequeños movimientos circulares hasta que se haya absorbido por completo.

¡Comprueba sus beneficios por ti misma y compártenos tu experiencia!

Comentarios (4)

  • Marisa

    11 septiembre, 2020 at 9:36 am

    compre hace poco Bio-Oil para hija estrías blancas espero que funcione como se dice de este producto, de pues cada marca dice que es el mejor pero…

    1. Bio-Oil

      16 septiembre, 2020 at 1:34 pm

      Hola, Marisa,
      ¡Muchas gracias por la confianza! Ten en cuenta que las estrías son permanentes por naturaleza y que no se pueden eliminar. No obstante, Bio-Oil ayuda a unificar el tono de la piel y a mejorar su textura y elasticidad, de forma que, no solo mejora su aspecto sino que también contribuye a prevenir la aparición de estrías nuevas. Para ello, se debe aplicar 2 veces al día durante un mínimo de 3 meses. De todos modos, debes tener presente que cada persona es distinta y el resultado puede variar de una piel a otra.
      ¡Esperamos que obtengas el mejor de los resultados!

  • Sabina

    16 septiembre, 2020 at 10:17 pm

    Me gustaría probarla pq he oído hablar muy buen de ella y tengo la piel muy seca desde hace un tiempo por entrar en la etapa de la menopausia

    1. Bio-Oil

      17 septiembre, 2020 at 11:33 am

      ¡Hola, Sabina!
      Para la piel seca o muy seca te recomendamos Bio-Oil Gel para piel seca. Puedes consultar toda la información sobre el producto en el artículo Di adiós a la sequedad de la piel con Bio-Oil Gel para piel seca.
      ¡Gracias por tu interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Siguiente