Blog post

¿Cómo cambia la piel durante el embarazo?

24 julio, 2018

Desde el inicio del embarazo hasta el momento tan esperado del nacimiento de tu criatura, experimentarás muchas transformaciones. Y es que, evidentemente, el embarazo supone una auténtica revolución hormonal para tu cuerpo.

Además de los cambios más perceptibles, también se producen otros muchos que no se ven, tales como el incremento de los niveles de estrógenos y la progesterona, al igual que la hormona estimulante de los melanocitos y los glucocorticoides. Y, en definitiva, todas estas alteraciones hormonales acaban reflejándose en nuestra piel.

En Bio-Oil® hemos desarrollado un manual muy práctico que incluye los cambios cutáneos más comunes durante esta etapa tan especial de tu vida. ¡Descubre cómo va a cambiar tu piel durante el embarazo, cómo puedes prevenir algunas afecciones y todas las recomendaciones que debes seguir para lucir una piel sana!

Los 5 problemas más comunes de la piel durante el embarazo

 

1. Estrías

Se crean en el momento en que una zona de nuestro cuerpo crece más rápido que la piel que lo cubre. La epidermis se desgarra y forma una cicatriz en el proceso de curación. La cicatriz que se origina es la que vemos en la superficie de nuestra piel y lo que se conoce como “estrías”.

Las zonas con más riesgo de que aparezcan son: el abdomen, los pechos, los glúteos y los muslos. Al principio son de color rojizo, luego pasan a ser más blanquecinas. Es importante que tengas claro que no desaparecen tras el parto, por eso es vital prevenirlas. ¿Cómo? Hidratando mucho la piel.

La aplicación del aceite Bio-Oil, líder mundial en el tratamiento de estrías y cicatrices, puede empezarse desde el segundo trimestre hasta unos meses después del parto. Debe realizarse mediante suaves masajes circulares en las zonas propensas a la formación de estrías, un mínimo de dos veces al día, o cuando sientas picor. Su formulación, también te aliviará los molestos picores causados por las estrías.

Te recomendamos nuestro artículo “Bio-Oil, tu aliado infalible contra las estrías”, porque te ayudará a prevenirlas y a mejorar su aspecto.

como quitar estrias blancas

2. Acné

Es una enfermedad inflamatoria de la piel que es causada por una infección bacteriana. Las glándulas sebáceas producen unas secreciones excesivas y, combinadas con las células muertas de la piel, bloquean el folículo piloso, dando paso a la respectiva infección.

Suele producirse en las primeras semanas del embarazo, sobre todo en aquellas mujeres con pieles grasas y cuya menstruación viene precedida de este tipo de erupción cutánea, mayoritariamente en el rostro. Por el contrario, en aquellas mujeres que ya tenían acné antes de quedarse embarazadas, curiosamente éste acostumbra a mejorar durante la gestación.

El aceite no graso Bio-Oil, por su alto contenido en vitamina A, está especialmente recomendado para ayudar a tratar el acné u otras erupciones cutáneas leves. En los casos más severos, siempre aconsejamos acudir al dermatólogo para que pueda realizar un diagnóstico certero y aplicar el tratamiento o medicación más apropiados.

3. Manchas

Aparecen cuando el cuerpo produce melanina, como ocurre durante la gestación, que es el principal pigmento responsable del color de la piel y el cabello. Su máximo exponente en este caso es el “melasma” o “cloasma”. Es una pigmentación difusa de color marrón claro, con los bordes poco delimitados, visible normalmente en pómulos, frente, labio superior y mentón. Generalmente aparece en las zonas de la cara, por la exposición solar excesiva. Se conoce también como “máscara del embarazo”, pues suele aparecer mayoritariamente en la piel de las mujeres embarazadas.

La diferencia entre cloasma y melasma reside en que el primero es una forma incipiente del segundo. Es decir, en la mayoría de casos en que surge cloasma en el embarazo, éste desaparece una vez se ha dado a luz. En cambio, cuando las manchas oscuras persisten tras el parto, se puede denominar melasma.

Descubre todo lo que puede hacer por ti Bio-Oil en la mejora de las manchas de la piel.

4. Línea alba

También denominada “línea negra”, es una estructura fibrosa que recorre de manera descendiente la línea media del abdomen. Se hace más notoria en el cuarto o quinto mes de embarazo. Este ligero cambio en la piel de las mujeres embarazadas no conlleva ninguna molestia, simplemente se torna de una coloración más marronosa debido a los cambios hormonales que origina la propia gestación.

La aplicación constante del aceite Bio-Oil, unas dos veces al día durante un mínimo de 3 meses, te permitirá difuminar la línea alba.

piel embarazo

5. Erupciones cutáneas

Generalmente se producen a causa de un exceso de sudoración, por lo que se producen durante los meses de verano y los síntomas son más intensos durante el embarazo. Es habitual que en los últimos meses de la gestación aparezcan erupciones con picores en la barriga, que pueden extenderse a los glúteos, las piernas y los brazos.

Cómo prevenir los problemas cutáneos típicos del embarazo

Durante el embarazo, la piel es realmente susceptible, por este motivo es imprescindible cuidarla con mimo durante los nueve meses. Es imposible predecir qué cambios se producirán en la piel de cada mujer, pero desde Bio-Oil (con 14 ensayos clínicos que avalan nuestros resultados y más de 300 galardones) creemos que la mayoría de estas afecciones pueden prevenirse si se toman una serie de precauciones previas:

  • Hidratar la piel a diario. Con el fin de recuperar la humedad perdida y que la piel pueda revertir su sequedad, recomendamos el uso de aceites hidratantes. El aceite Bio-Oil, número uno en ventas en varios países europeos, está especialmente indicado durante el embarazo. Por sus propiedades hidratantes y la elasticidad que confiere a la piel ayuda a prevenir la aparición de estrías y alivia la sensación de picazón.

productos bio oil

  • Alimentación saludable. Es vital beber mucha agua. Y debe priorizarse el consumo de frutas y verduras, así como los alimentos con alto contenido en vitaminas antioxidantes (A, C y E). Así, para prevenir la degeneración de la piel, estimular el flujo sanguíneo de la epidermis y ayudar en el proceso regenerativo de cicatrices y acné, confiamos en los siguientes alimentos: frutos secos, aceites, pescados y verduras, tales como las crucíferas (coliflor, brócoli y coles de Bruselas), las espinacas, los espárragos, la zanahoria y el tomate.
  • Calidad del sueño. Mientras descansamos se produce la regulación del colágeno, el componente que proporciona firmeza y densidad a la piel. Dicho de otra manera, el sueño anima a las células de la piel a regenerarse. Se recomienda dormir entre 7 y 8 horas aproximadamente.
  • Evitar el calor y la exposición solar excesiva. En Bio-Oil, como apostamos por una piel saludable, hemos recopilado las principales medidas para que cuides tu piel especialmente en verano y que éste no te pase factura: 5 consejos para cuidar tu piel en verano. Cabe destacar que Bio-Oil no contiene factor de protección solar. Por lo tanto, debes aplicarte primeramente Bio-Oil y cuando éste se haya absorbido por completo, extiéndete la crema solar.

Bio-Oil, líder mundial en el tratamiento de cicatrices y estrías, ayuda a favorecer la producción de colágeno, mejorando la elasticidad, el tono y la textura de la piel. ¿A qué esperas a probarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior Siguiente