Blog post

Guía para pieles secas: causas y cuidados

30 septiembre, 2019

La piel seca es el tipo de piel asociado a la pérdida de agua transdérmica o a la incapacidad de retenerla, a causa de distintos factores como la genética, el envejecimiento u otros agentes externos del entorno. Así, si estás dentro del grupo de personas con una tipología de piel seca, te sonarán situaciones como sentir la dermis tensa, áspera, con descamaciones o incluso grietas. En este artículo pretendemos profundizar sobre esta tipología cutánea, sus principales síntomas y características, así como todos los consejos a tener en cuenta a la hora de cuidarla.

¿Qué es la piel seca?

La piel seca o xerosis (que es el término científico para hablar de la sequedad en alguna parte del cuerpo, especialmente la piel) es aquella en la que existe un desequilibrio de agua y lípidos en la capa más externa de la piel: la epidermis. La causa principal de este hecho es un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas y/o sudoríparas que, desde la dermis, no producen los suficientes fluidos para lubricar la piel y mantenerla protegida ante la pérdida de agua.

Por este motivo, una piel seca no cumple con las funciones generales que sí desempeña una piel normal y sana de protección, pues pierde el estatus de ser una barrera protectora natural, y de hidratación, ya que no se evita que la humedad se escape (como vimos en “Las 3 capas de la piel: características y funciones”).

Es importante matizar que no hay que confundir la piel seca con la piel deshidratada. Como te explicamos en otro artículo, la piel seca es un tipo de piel relacionado con un déficit de producción de lípidos (que tienen la misión de mantenerla sana y protegida ante agresiones externas), mientras que la deshidratación es un estado temporal de la piel que se presenta por una pérdida de agua (causada por agentes externos, como alergias o cambios de temperatura, o internos, como la menopausia).

Guía para la piel seca

Características de la piel seca

Para saber si tu piel se encuentra dentro de esta tipología, te detallamos cuáles son los síntomas que presenta una piel seca:

  • Aspecto agrietado, incluso con descamaciones (se va cayendo de forma frecuente, en un efecto conocido comúnmente como “piel de serpiente”).
  • Es una piel fina, mate, pálida, desvitalizada, frágil. A diferencia de las pieles grasas, los poros están cerrados.
  • Textura áspera, tensa y sin flexibilidad.
  • Sensación de tirantez permanente y posibilidad de prurito (picores en la piel).
  • Envejecimiento prematuro de la piel. Son cutis más proclives a las arrugas y signos de la edad, pues la falta de hidratación favorece la pérdida de elasticidad, la flacidez y las marcas en la piel.
  • Zonas propensas a las irritaciones y al enrojecimiento.

Tratamientos y cuidados para la piel seca

Toma nota de nuestros consejos para saber cómo hidratar la piel seca y que pueda lucir sana y con vitalidad:

1. Evita los productos cosméticos agresivos

Tanto en la limpieza como en el cuidado dermatológico, debes dejar atrás productos con ingredientes que puedan agravar la sequedad de tu piel o incluso producir irritaciones u otras lesiones cutáneas. Así que si tienes algún cosmético astringente o que contenga alcohol, por ejemplo, no será adecuado para tu tipo de piel.

Utiliza productos específicos como, por ejemplo, un limpiador facial para piel seca y sensible, o bien mascarillas para piel seca, que la nutrirán sin perjudicarla.

Paralelamente, también es importante que utilices un tipo de maquillaje especial para piel seca y apto para pieles sensibles. Generalmente contiene activos minerales que evitan la sequedad cutánea. Si te hidratas constantemente pero luego te maquillas con una base de maquillaje no adecuado para piel seca, por ejemplo, el esfuerzo no dará resultados y verás cómo tu piel sigue áspera e irritable.

2. Cuidado con el sol y otros factores climatológicos

Evita la exposición directa al sol y usa un buen factor de protección solar. Si no sabes bien cuál es el protector solar más adecuado para tu piel, te recomendamos que te pases por nuestro artículo con 8 tips para que elijas el mejor.

Por último, hay que procurar evitar los cambios bruscos de temperatura, el frío o el calor extremos y otras inclemencias meteorológicas como el viento, ya que no favorecen en nada a la piel seca.

3. Minimiza los efectos de la cal y/o el cloro en la piel

Las personas con pieles secas deben poner especial atención a la cal que puede contener el agua con la que nos duchamos (en algunas zonas geográficas más que en otras), y al cloro de las piscinas, pues pueden resultar irritantes y generar más sequedad y tirantez en la dermis.

Después de estar en contacto con estas sustancias, te recomendamos que te realices una buena sesión de hidratación en todo el cuerpo.

4. Hidrátate también por dentro, come equilibrado y descansa bien

Es fundamental beber mucha agua, para mantener el organismo hidratado y ayudar a que todo funcione correctamente: se notará en la epidermis, pues estará más radiante y luminosa.

Además, en el cuidado de la piel seca también es importante seguir una dieta saludable, rica en vitaminas y antioxidantes (como la vitamina E, A o C), ácidos grasos Omega-3 y con alimentos que contengan o favorezcan la producción de colágeno, ya que mejorará la flexibilidad de las pieles secas.

El descanso es también importante, pues es cuando dormimos cuando se regeneran las células cutáneas. Así que procura seguir una rutina de sueño durmiendo 7-8 horas diarias.

5. Mima ciertas zonas más sensibles

Las pieles secas se manifiestan en unas partes del cuerpo más que en otras. Por ejemplo, los labios, el mentón, la frente, el contorno de los ojos, etc. deberán reforzarse con productos especializados, ya que son de las zonas más problemáticas en este tipo de pieles.

6. Bio-Oil Gel para piel seca: la fórmula definitiva para combatir la piel seca

Tras 10 años de investigación, en Bio-Oil te presentamos una solución innovadora en el tratamiento de las pieles secas gracias a un gel específico para esta tipología cutánea que alivia, regenera y reestructura la piel.

¿Por qué decimos que Bio-Oil Gel para pieles secas revoluciona el tratamiento para la piel seca?

  • Por su formulación única, con solo un 3% de agua y un 97% de principios activos. Las emulsiones tradicionales para tratar la piel seca que existen en el mercado se componen mayoritariamente (alrededor del 70%) por agua, que se evapora al entrar en contacto con la piel.
  • Por una composición exclusiva que combina, en el mismo producto, tres sustancias esenciales con grandes beneficios para la piel:
    • Oclusivas: forman una barrera en la superficie de la piel bloqueando la humedad y así evitando la evaporación del agua.
    • Hidratantes: captan y atraen agua hacia el interior de la dermis, multiplicando su capacidad hidratante.
    • Reparadoras: mejoran la apariencia de la piel y suavizan la descamación, confortando significativamente la dermis.
  • Por su textura innovadora, un gel muy fácil de aplicar que facilita la absorción y que además no deja impresión grasa. La sensación de hidratación es inmediata y duradera.
  • Por su máxima efectividad. Al llevar una proporción más alta de aceite, se obtiene un producto que cunde mucho más: con muy poca cantidad se obtiene la máxima eficacia e hidratación.

Además, Bio-Oil Gel para piel seca es apto para todo tipo de pieles, colabora en el tratamiento de afecciones derivadas de la piel seca como la dermatitis atópica, la psoriasis, eccemas, etc. Es un producto que no contiene conservantes, parabenos o ftalatos, es no comedogénico (no produce acné) y ninguno de sus ingredientes ha sido testado en animales.

Bio-Oil Gel para piel seca

7. Acude con regularidad al dermatólogo/a

Es importante revisar periódicamente tu salud dermatológica, visitando al/a la especialista de la piel, especialmente ante cualquier síntoma de alerta o anomalía.

Las pieles secas a menudo van ligadas a patologías cutáneas crónicas como la dermatitis atópica, de la que te hablamos en otro post, en cuyo caso las visitas frecuentes a dermatología serán aún más necesarias.

Si después de leer este artículo crees que tu tipología de piel no es seca y tienes dudas acerca de cuál puede ser, no te pierdas esta guía donde te explicamos cada tipo de piel, las características propias de cada una, así como los problemas más frecuentes asociados y los cuidados particulares que requiere cada tipología.

Comentarios (2)

  • Pepi Rodríguez

    28 octubre, 2019 at 5:23 pm

    Hola buenas tardes una pregunta quisiera saber si la crema es solo para el cuerpo o también sirve para la cara. Y saber si hay alguna para la cara saber cuál es. Muchas gracias

    1. Bio-Oil

      29 octubre, 2019 at 3:59 pm

      Hola Pepi, el nuevo Bio-Oil Gel para piel seca es apto para rostro y cuerpo. ¡Ya nos contarás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior Siguiente